Capital de riesgo: momento de considerarlo

A inicios de año, la Ministra de la Producción, Gladys Triveño, declaró que el gobierno se ha propuesto aumentar la inversión en Innovación, Ciencia y Tecnología de 0.15% del PBI hoy a 0.7% del PBI en el 2016, es decir, casi quintuplicar la inversión en 4 años. Sin duda, una meta tan ambiciosa como necesaria y urgente. ¿Qué tan sostenible es nuestro crecimiento y desarrollo si – de acuerdo al Global Competitiveness Report 2012-2013 del World Economic Forum – ocupamos la posición 117 en nuestra capacidad de innovar y la posición 83 en nuestra capacidad de explotar el potencial transformador de las tecnologías de información y comunicaciones? Simplemente, no es sostenible.

La buena noticia es que somos cada vez más quienes tomamos ventaja de nuevas oportunidades para transformar nuestra economía de una basada en la exportación de recursos naturales a una basada en la exportación de valor agregado, para transformar conocimiento en crecimiento sostenible. Por un lado, el gobierno acaba de lanzar el segundo Fondo de Inversión en Ciencia y Tecnología (FINCYT II) de 100 millones de dólares con el objetivo de promover la inversión privada en innovación, estimular la formación de capital humano y mejorar la oferta de servicios que potencien las capacidades innovadoras de nuestras empresas. Y por otro, el sector privado es cada vez más consciente que para conquistar nuevos mercados y capturar mayores márgenes es imperativo innovar sistemáticamente, es decir, hacer de la innovación un proceso y no un suceso.

El surgimiento de una nueva generación de jóvenes emprendedores que destacan por su talento, pasión y ambición, y que no le tienen miedo al fracaso, se convierte en el motor del naciente ecosistema. Asimismo, el surgimiento de inversionistas ángeles que no sólo aportan capital sino también acompañan a sus emprendedores en la definición de estrategias de negocio, en la ejecución comercial y en la construcción de equipos de alto rendimiento potencia la escalabilidad y sostenibilidad de los modelos de negocios. Emprendimientos tecnológicos como e-nteractiva (infraestructura tecnológica y de comunicaciones por Internet) y Blitz (plataforma de marketing digital a través de redes y medios sociales), que levantaron fondos de inversionistas locales con apetito por mayor retorno a cambio de mayor riesgo, triplicaron sus valuaciones el año pasado.

Finalmente, el surgimiento de incubadoras le da a los emprendedores con modelos disruptivos los recursos necesarios para realizar su máximo potencial. Luego de evaluar más de 2,500 proyectos, Wayra de Telefónica Digital invitó a los mejores 20 a su programa de aceleración. Proyectos de Wayra como Cinepapaya (venta por Internet de entradas al cine) y Plazapoints (cupones de descuento por Internet) destacan por su potencial a nivel regional.

En este contexto, invertir capital de riesgo en emprendimientos de alto potencial se convierte en una opción cada vez más atractiva para inversionistas privados e institucionales que buscan mayores retornos a cambio de mayores riesgos a ser mitigados por el valioso acompañamiento de “súper ángeles” e incubadoras, así como de fondos no retornables disponibles para el financiamiento de proyectos innovadores. Momento de considerarlo.

Published by luchotorres

Executive with over 20 years of leadership experience in general management, business and digital transformation, and early-stage investing. Proven track record delivering strong results in terms of growth, profitability and value creation by building high-performance teams, developing winning strategies and driving crisp execution. Lucho joined Scotiabank to lead its digital transformation in Peru. Previously, he partnered with Altra Investments to acquire Sapia, the largest local Information Technology services provider in Peru. Lucho also partnered with Angel Ventures to found Angel Ventures Peru to invest smart capital in exceptional entrepreneurs in the region. Angel Ventures Peru invested in startups such as Culqui, Seguro Simple and Fitco. As angel investor, Lucho invested in startups such as BlazingDB, e-nteractiva, Evolta and Golazzos. Prior to his work in private equity, Lucho worked for a decade at Microsoft Corporation. Lucho's last assignment was CEO of Microsoft Peru. Previous roles included Business & Marketing Officer in Microsoft Latin America, Director of Enterprise Sales in Microsoft United States and Group Product Manager of Business Strategy and Business Development worldwide. Prior to his work at Microsoft, Lucho led the Software Group of BCTS and co-founded LC&F Systems Development. An MBA from Harvard Business School with a Systems Engineering degree from Universidad de Lima, Lucho is the youngest person ever to be bestowed with a Doctorate Honoris Causa by the Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Lucho serves as President of the Board of Directors of Angel Ventures Peru and Peru 2021, a non-profit aimed at fostering sustainable development. As Vice-President of the Board of Directors of IPAE, Lucho founded IPAE’s Innovation Center and was President of CADE Ejecutivos 2012.

Leave a comment

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: